top of page

El COVID19 y su Impacto en la Mujer


El colapso del sector del cuidado infantil y las reducciones drásticas en las horas de supervisión escolar como resultado del COVID19 han expulsado a millones de mujeres de la fuerza laboral remunerada. La inacción ha costado miles de millones, ha socavado la seguridad económica familiar y ha retrocedido el progreso hacia la equidad de género una generación.


Esta información esta tomada del Centro de Progreso Americano



La pandemia de COVID-19 ha asestado un golpe contundente a un sector de cuidado infantil que ya estaba fallando como apoyo a todas las familias, y se podrían perder de forma permanente 4,5 millones de plazas de cuidado infantil.


  • En 2019 había casi 10 millones de madres de niños pequeños en la fuerza laboral. Este informe explora cómo un cuidado infantil insuficiente podría afectar el trabajo, los salarios, los resultados económicos a largo plazo y la recuperación económica.

  • Este informe estima que el riesgo de que las madres abandonen la fuerza laboral y reduzcan las horas de trabajo para asumir responsabilidades de cuidado asciende a $ 64.5 mil millones por año en salarios y actividad económica perdidos.

  • Sin una acción inmediata y a largo plazo para apuntalar la infraestructura del cuidado infantil y establecer políticas más progresistas de trabajo y familia, Estados Unidos no puede lograr un crecimiento económico continuo ni proteger y promover la equidad de género.

Cuatro veces más mujeres que hombres abandonaron la fuerza laboral en septiembre 2020, aproximadamente 865 mil mujeres en comparación con 216 mil hombres. Esto valida las predicciones de que el impacto de la pandemia del COVID19 en las mujeres, y las crisis escolares y de cuidado infantil sería severo. La crisis del cuidado infantil por el coronavirus hizo que las mujeres retrocedieran una generación completa, ya que muchas madres trabajadoras tuvieron que renunciar para cuidar a sus hijos.


Este artículo establece que la falta de una infraestructura de cuidado infantil, o de políticas laborales orientadas a la familia (políticas que apoyan a los cuidadores a brindar y cuidar a sus familiares), significa que los desafíos de este momento están llevando a los Estados Unidos hacia una catástrofe. Las madres continuarán asumiendo la mayoría de las responsabilidades familiares de cuidado, como lo han hecho históricamente. Las madres de color son las más afectadas. Esto tendrá un efecto negativo no solo en los ingresos actuales y futuros, sino también en la seguridad de la jubilación y la equidad de genero en los lugares de trabajo y los hogares.

La perdida de horas de cuidado infantil y supervision escolar han provocado una disminución significativa del salario total de las mujeres, estimada en unos $64.6 mil millones de dólares por ańo. Esta es una perdida aplastante para las familias y comunidades que aun están sufriendo los estragos del colapso económico inducido por la pandemia. Sin una respuesta publica significativa, estas consecuencias tendrán efectos dominó adicionales que continuarán perjudicando a las comunidades y sofocando la recuperación económica.


Los efectos del COVID19 a largo plazo en la mujer y la equidad de genero serán significativos. Aspectos como la seguridad económica, empleos futuros, salarios y beneficios de retiro declinarán. Necesitamos mejores pólizas que sean equitativas y que provean medidas comprensivas para casos de emergencia como lo es esta pandemia.


Yo le pregunto al lector: qué medidas o acciones podemos tomar para aliviar la situación de crisis en nuestra fuerza laboral femenina? Cómo podemos contribuir y que podemos innovar para crear plataformas de apoyo para nosotras las mujeres?

Espero con ansias sus respuestas.

B.

10 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page